Daños estructurales más comunes en los edificios

Es innegable que los cambios meteorológicos y el paso del tiempo son los grandes culpables del deterioro de nuestros tejados, y en este punto las reformas y rehabilitaciones son inevitables. Por otro lado, emplear materiales de baja calidad, una defectuosa instalación o un mal mantenimiento, también pueden llegar a ser motivos de reforma.